Las Runas y su creación


Las runas es una práctica considerada como “señal mágica”, de ahí su significado, y que son orientaciones que comenzaron a utilizarse entre tribus teutonas para conocer el futuro o lo que está por acontecer. Los teutones fueron los que promovieron esta práctica por otros pueblos, pero los Celtas también ayudaron a expandirlo por toda Europa.

Las runas eran una manera por la cual los sacerdotes se comunicaban con los dioses, los cuales le daban las claves para visualizar y predecir lo que pasará en el futuro, por lo que si se preveía algún problema, se modificaba el futuro o las acciones para evitarlo.

Es una especie de alfabeto mágico, en el que si se unen dos o más esquemas, le saldrán resultados diferentes, lo que lo hace especial. Su nacimiento es un secreto, ya que las leyendas dicen que las runas se crean junto al universo, lo cual es una historia que le data un fondo místico a su creación.

Esta leyenda cuenta que en el principio de los tiempos sólo existía el vacío, de este vacío surgió el mundo, y en él, un grupo de hombres superiores, que tras luchar contras las fuerzas naturales, se convirtieron en los dioses rúnicos, transformados en la propia naturaleza, la cual es la que podemos sentir en nuestros días.

Con el paso del tiempo, y sobretodo con la llegada del cristianismo, esta práctica tuvo que ser ocultada bajo secreto durante muchos siglos. Ya más cerca de la actualidad, las runas fue aumentando de nuevo su práctica y su importancia, tras salir de su etapa de ocultamiento y ser recuperada de nuevo por los pueblos godos, escandinavos e ingleses, y otra vez ir expandiéndolo por toda Europa.

Publica un comentario.