Los números kármicos


Los números kármicos





Los números kármicos son números con más de una cifra, y que en la numerología guardan relación con una posible vida o rencarnación posterior a la actual que se vive. Esto nace de la creencia de los pitagóricos de que todo lo que se siembre se recoge, incluso en otra vida.

Estos números se pueden encontrar con mucho cuidado, y pueden representar personalidades internas, global o el número del destino. Básicamente son los números del 13 al 1, y después el 19, pero que en la actualidad, estos números se pueden dividir, sumando sus dos cifras, y ya dándole un significado del número de una cifra que sea.

Número 13: expresa cambios en la vida interior de una persona, lo que puede dar paso a un buen camino en la encarnación. Avisa tener cuidado con los malos modales, a trabajar duro, y se piensa que en vidas anteriores se aprovecharon del trabajo de otras personas.

Número 14: esta altamente relacionado con la sensualidad, trata de prevenir la lujuria, por lo que se piensa que en vidas anteriores se tuvo demasiada sensualidad en la vida privada.

Número 15: trata de prevenir un posible abandono de responsabilidades que acarreen en algo malo, sobre todo con la familia. Hay que saber encontrar esa armonía que nos ayude a estar en equilibrio, y aceptar un reto sobre nuestra vida que nos ayude más adelante. Se piensa que se descuidó a la familia en una vida anterior.

Número 16: mucho orgullo y posesión, posiblemente el exceso de esto fue lo que predominó en una vida anterior. Puede haber varios intentos hasta que se consigue el equilibrio.

Número 19: se pueden perder los bienes, por lo que hay que conservar lo que realmente le preocupa, posiblemente se deba a que en una vida anterior se tuvo posesiones que no se merecían.