Los palos en el tarot


Los palos en el tarot





En el tarot, a parte de los arcanos mayores que se saben de su gran importancia, también se utilizan los considerados, arcanos menores, que son las cartas de un mazo de siempre, con sus números y repartido en los cuatro palos, oro, copa, espada y basto, y cada palo tiene su importancia y su significado.

El oro habla de los beneficios materiales, la fortuna, el dinero, la prosperidad… todo lo que sea material. Nos habla de un buen asentamiento y de estabilidad en la vida, en este momento y en el futuro. Su elemento es la tierra, y se relaciona con los signos del zodiaco de tauro, virgo y capricornio por su correspondencia astrológica.

La copa tiene que ver con el amor y las relaciones que tendremos, también de las relaciones sexuales, sociales y los sentimientos. Nos busca las penas y alegrías que tenemos en nuestro ser y nos cuesta sacar. Su elemento es el agua, y su relación con los horóscopos esta unido a cáncer, escorpio y piscis.

La espada se relaciona con las cosas políticas o de juicios, tiene relación con la lucha y el sacrifico que tenemos diariamente. Como relación de la espada, nos hace ver la relación con otras personas y como nos defendemos ante los problemas o los malos rollos, cómo nos hacemos cargo de la vida y luchamos contra lo que nos quiere atacar. Su elemento es el aire, y está relacionado con géminis, libre y acuario.

El basto mira el trabajo y el esfuerzo de nuestras actividades, lo que somos capaces de hacer para conseguir el éxito, así como la creatividad, o como somos capaces de cambiar las circunstancias desfavorables. Su elemento es el fuego, y tiene relación con aries, sagitario y leo.