Madre y tarot gitano


Soñar con una madre representa el lado maternal de una persona o de la naturaleza, relacionada con el mar, la tierra y el cielo, como representaciones de las matrices de la vida y de la Madre Tierra.

Cuando una persona de edad avanzada sueña con su madre, cosa que ocurre muy a menudo, significa que existen muchos símbolos indirectos que la representan como tal y como simbolismo onírico.

La madre puede aparecer como protectora, cálida y cariños a nuestros sueños, pero puede convertirse en todo lo contrario, alertándonos sobre algún posible peligro y/o enemigos.

Cuando una madre aparece en nuestros sueños, generalmente es indicio de que el soñador está viviendo una situación importante en esa etapa de su vida, ya sea de manera negativa o positiva, sobre todo si la conversación que se mantiene con la madre es sobre ese tema en concreto. Si en ese sueño la madre además nos llama, nos indica que tenemos sentimientos de culpabilidad interiorizados por algo que hayamos hecho en el pasado.

Si en el sueño viajamos con la madre, significa que sentimos deseos de recuperar situaciones que viviéramos en nuestra infancia, un anhelo por volver a esos momentos a toda costa, aunque sepamos que jamás lo volveremos a vivir.

Cuando soñamos con nuestra madre y está muerta, aunque en la vida real esté viva, no indica un mal augurio o tragedias, como se piensa normalmente, pues este sueño nos indica el deseo de que nuestra madre no intervenga en nuestras decisiones ni se “entrometa” en  nuestra vida, sobre todo cuando los jóvenes acaban de independizarse y la madre sigue entrometiéndose en sus vidas.

Publica un comentario.