Pesadillas y tarot gitano



A todo el mundo le ha ocurrido o le ocurre normalmente, el despertarse exaltado en mitad de la noche con ansiedad y palpitaciones debido a un mal sueño o pesadilla. A nadie le agrada tener pesadillas, pero suceden muy a menudo, aunque hay personas que las sufren más que otras.

Las pesadillas ocurren durante nuestra fase REM, momento en que nuestro subconsciente se encuentra en un estado de sueño pero siendo consciente de ello, visualizando imágenes que no siempre son agradables.

Las pesadillas se caracterizan sobre todo por la opresión en el pecho, palpitaciones rápidas y dificultad para respirar tras despertar, pudiendo causar incluso lo que se llama “parálisis del sueño”, que ocurre frecuentemente entre algunas personas tras despertarse de una pesadilla de golpe.

En la antigüedad, las pesadillas han sido siempre sinónimos de visitas o posesiones demoníacas, siendo interpretadas como mensajes por parte del Diablo, debido a los contextos misteriosos y malignos que ocurren durante estos sueños.

Lo cierto es que las pesadillas no son lo que pensamos: sueños malos que nos mandan mensajes malignos, si no que nos avisan sobre alguna situación que va mal en nuestra vida y que debemos enmendar, de manera radical.

Las pesadillas pueden suceder de manera gradual, siendo diferentes pesadillas de manera puntual, o repetirse siempre la misma, con episodios parecidos, que no siempre tienen por que ser los mismos, pero sí llevar el mismo mensaje o aviso.

Las pesadillas mas frecuentes suelen ser cuando nos vemos huyendo de “algo” o tirándonos desde algún lado, entre muchas otras. Cada una con su significado específico.