El número 7 y sus afinidades


Las afinidades que una persona puede tener con otra se puede conocer desde hace siglos gracias a la numerología, que estudia la importancia de los números en el caminar de una persona por su vida, además de saber y reconocer como actúa esa persona.

Las personas con un siete, suelen tener pocos amigos íntimos, ya que son muy retacados en esto, pero una vez que los encuentra, actúa de una manera desinteresada, generosa y muy leal, por lo que vale la pena conocer a un siete. Este tipo de actitud hace que el siete no se involucre emocionalmente en demasía, por lo que cuando haya un problema puede ayudar a que tome decisiones por sí solo.

Desde lo más sencillo, un número siete con el que mejor se puede compenetrar es con un propio siete, que para eso le llevan igual, pero además pueden hacer buenas migas con un cuatro, al ser ambos de carácter serio, o con el nueve, que suele producirse una reacción de magnetismo por sus misterios.

Los números tres y cinco pueden llegar a aliviar la vida de un siete, pero a largo plazo pueden llegar a agobiar, por lo que la buena relación se puede perder. El siete admira el poder o fuerza que desempeñan tanto uno como ocho, algo que les puede hacer difícilmente unibles, pero que el siete puede intentar superar estas diferencias.

Con respecto a los números dos y seis, sus características les hace no tener problemas con los siete, pero si este no quiere darle un estímulo, puede llevar a ser una unión que no dure mucho.

Publica un comentario.