El número nueve y sus afinidades


El número nueve y sus afinidades





La numerología otorga un número a cada persona, dependiendo de una serie de cuentas a partir de su fecha de nacimiento, y con eso se puede saber cómo es cada persona es su interior.

La persona a la que pertenezca el número nueve, suele ser desconfiada, aunque no para la amistad y el amor. Estas personas sueñan con un amor ideal, por lo que todo lo que sienten es auténtico y de verdad, lo que no quita que tengan que pasar por diferentes situaciones en las que no queden bien hasta acabar encontrando ese momento que buscan.

Hay diferentes números en los que el nueve se puede sentir a gusto o compartir vibraciones, es el caso del siete, que al tener una vibración prácticamente idéntica, pueden llegar a ser los compañeros ideales, a pesar de que el nueve pueda llegar a ser más optimista que el siete.

Para equilibrar los excesos, el nueve hará buena pareja con el cuatro, que le dará estabilidad y equilibrio a la vida del nueve.

Tanto con el dos como con el tres, el número nueve puede tener una buena relación, pero tendrían que acomodarse a la forma de ser de cada uno, en el caso del dos, si el nueve no se ve preparado para aguantar sus complejos, puede afectar mucho a la relación.

El número nueve y el número seis pueden ser los más humanistas, por lo que tienen una grata unión por ello, pero al ser tan mirados por ahí, puede que salten chispas. Al número ocho se pueden unir por la entrega y las ganas de hacer las cosas, pero habría que saber dividir bien el trabajo para no darle más peso al que no puede soportarlo.

Los números uno y cinco son prácticamente imposible de juntar con el nueve al ser de carácter antagónicos.