El Sol en la Astrología


El astro rey es quien gobierna la esencia del ser, es la ambición, el espíritu, la esperanza, la energía, el poder y la organización. Asimismo nos transfiere creatividad, orgullo, generosidad y dignidad. En cuanto a los aspectos negativos de la personalidad también está relacionado con el egoísmo, la pomposidad y la arrogancia.

La estrella a quienes los egipcios elevaron a la categoría de dios Ra, representa la masculinidad ardiente y seca, en relación opuesta a la Luna, que es fría, húmeda y femenina. El Sol es la conciencia, la parte iluminada de la mente; la Luna es la parte inconsciente o el conocimiento intuitivo.

De todos modos las cualidades simbolizadas por el Sol no son tan evidentes ni tan aparentes como las simbolizadas por la Luna. El sol representa la vitalidad, la identidad más profunda y habla de la constitución física y psíquica del individuo.

En una figura natal, el Sol representa también las figuras masculinas de la vida. En mapas femeninos, el Sol representa tradicionalmente a los hombres de su vida y las uniones con ellos.

Al nacido bajo su influencia le hace liberal, noble ambicioso, hábil en artes, veraz, sabio en el consejo, y dotado de buen juicio.

El sol influye de distintas maneras, y es que de esa forma las personas reciben distintas influencias para poder cumplir sus metas, y es que así desde siempre muchas personas han respetado al sol, ya que para ellos ha sido una fuente de influencias, que desde que se nace se nota una fuente en la que los hombres se basan para vivir.

Publica un comentario.