Los sueños en los pueblos primitivos


Los sueños en los pueblos primitivos





La importancia de los sueños no radica en la actualidad, ya en el pasado se le tomaba de gran importancia, lo que desenvolvió el arte de saber interpretarlos, y ver que podía significar hechos futuros para poder conocer o remediar lo que iba a suceder.

En Egipto fue donde los sueños alcanzaron una mayor importancia. Tanto llegó a ser importante que se levantaron varios templos en honor a Serapis, el Dios de los sueños. La práctica de saber cosas a través de los sueños daba la impresión de ser un viaje astral, por lo que se podía saber cosas del otro mundo que hay detrás de la muerte. Estas personas ejercían de videntes, espías… siendo importantes a la hora de plantear una batalla, o para comunicarse con otras regiones mentalmente.

El Faraón tenía que tener este poder, por lo que durante una periodo concreto, se les hacía pruebas, si no mantenía este poder, tenía que dejar el trono.
En China se creía que el alma de la persona que sueña abandonaba el cuerpo durante este periodo, para ir al mundo de los muertos y después traer un mensaje de ellos.

En India se llegaron a escribir libros sobre la importancia de los sueños y su trascendencia, llegando a asegurar que los primeros sueños que se tenían no se cumplían hasta dentro de un año, los de media noche, ocho meses tardaban, y los de casi al amanecer, tenían que ver con una situación actual.
En Grecia y Roma, los sueños se tomaban como relaciones que se tenían con los dioses, y que estos daban un mensaje que después tenía que ser descodificado.