La época oscura de los sueños


La época oscura de los sueños





Tras las grandes revelaciones de Artemidoro de Daldis y Sinesio de Cirene sobre el mundo de los sueños y el posible conocimiento de hechos que van a suceder, esta práctica cayó en desuso debido a la implantación de la religión que empezó a perseguir a los expertos en sueños.

Esto llegó hasta tal punto que en la Edad Media se procedió a quemar a los que se atrevían a interpretar los sueños, ya que se tenía la creencia de que eran brujos. La iglesia pensaba que al igual que los sueños podían proceder de Dios, podía proceder de parte del demonio. Esta información nos llega verdadera gracias a los manuscrito que en la actualidad se mantiene sobre la Inquisición y escrito por los propios hombres de poder.

La llegada del Renacimiento trajo el resurgimiento de las artes y las letras antiguas. Debido a que en esta época la mente era más abierta, se pudo comprobar el intento de la vuelta a dar la luz de los expertos en oniromántica, es decir, en la interpretación de los sueños. Destacar que en este periodo se recuperó la traducción árabe del manuscrito hasta entonces perdido de Artemidoro de Daldis sobre los sueños, escrito en el siglo II.

En los siglos XVIII y XIX ya se daba de nuevo gran importancia al mundo de los sueños, por lo que cada vez más personas se interesaban por sus estudios, pero hasta finales del siglo XIX no se realizó un estudio científico sobre los sueños, gracias al doctor Sigmund Freud.