Los colores en el tarot


Los colores en el tarot





El tarot es un juego de cartas que tienen el poder (si se usa correctamente) de averiguar cosas futuras que van a suceder.

El tarot es un arte muy complejo, y sus cartas están llenas de símbolos, y cada uno quiere expresar algo importante. Por eso mismo es bueno saber a qué se deben esos significados, o que quieren decir, sea la baraja que sea, en la mayoría se sigue el mismo patrón, y eso pasa sobretodo en el tema de los colores. En las cartas del tarot, cada color tiene un significado concreto, estos son los significados más importantes de los colores:

– Rojo: amor, pasión, atracción, acción, deseo.
– Blanco: luz, pureza, inocencia, virginidad, perfección, inocencia, bondad.
– Amarillo: felicidad, inteligencia, alegría, energía, sol, poder, fortaleza.
– Azul: lealtad, sabiduría, inteligencia, fe, eternidad, verdad, estabilidad.
– Negro: soledad, vida interior, aislamiento, orden, previsión, sumisión.
– Verde: naturaleza, armonía, crecimiento, frescura, estabilidad, resistencia.
– Rosa: inocencia, amor, entrega.
– Gris: estabilidad, relaciones laborales, dotes humanitarias.
Naranja: energía, alegría, creatividad, atracción.
– Dorado: realeza, dinero, riqueza, espíritu divino, fortaleza.
– Púrpura: sabiduría, creatividad, independencia, dignidad, cambio.
– Marrón: Estabilidad, cualidades masculinas.

Estos son algunos significados, que como es normal en el tarot, irá representado según la carta que se escenifique. Durante el paso de los años se han podido cambiar algunos colores en barajas más antiguas al reeditarse, pero se ha intentado respetar al máximo este punto, porque el color predominante de cada carta también forma parte de este arte llamado tarot.