El origen del Tarot


El origen del Taroto la adivinación por medio de carta- tiene distintas referencia pero una de las más firmes es la del siglo XIV. El orden y la disposición de cómo han sido repartidas las cartas son interpretadas por el estudioso de estas prácticas de adivinación por medio de las imágenes que aparecen en cada carta.

El origen del Tarot

El Tarot clásico más reconocido tiene 78 cartas básicas divididas entre arcanos mayores y arcanos menores y cada una tiene un significado de acuerdo al orden de aparición  sobre la mesa y relacionadas con las cartas que las presidieron en el barajar y la siguientes.

Los arcanos mayores son en total 22 y están representados de la siguiente forma: El Mago, la Sacerdotisa, la Emperatriz, el Emperador, el Sumo Sacerdote, el Enamorado, el Carro, la Justicia, el Ermitaño, la Rueda de la Fortuna, la Fuerza, el Colgado, la Muerte, la Templanza, el Diablo, la Casa de Dios (la Torre), la Estrella, la Luna, el Sol, el Juicio, el Mundo y el Loco.

Publica un comentario.