Olivo y tatot


Olivo y tatot





Su fruto es tan ansiado que lo llaman de oro, para la cultura celta, este era símbolo de paz y felicidad, ya que al gozar de la recogida de su fruto los pueblos aumentaban su felicidad al conseguir otro año más una buena cosecha que les permitiría pasar el invierno de una manera mucho más agradable, de ahí que de esta manera pudieran encontrar la paz interior que en ocasiones buscaban de esta manera.

Quienes tienen la protección de este signo, llegan a ser personas muy sabias, en las cuales, todo el mundo confía para que les den consejos a la hora de afrontar una situación, son razonables, por lo que tratan la vida desde un punto lógico que les permita afrontar los sentimientos, entre otros aspectos, de una forma cálida y tierna. Su nacimiento se contempla entre los días que van desde el 23 de Septiembre al 28 de Septiembre, estas personas alegres, tolerantes y calmadas, están influenciadas por el azul oscuro, como color que les transmite esa paz.

A pesar de ser un poco independientes, para el amor, son abiertas y transparentes, ya que para ellos la tolerancia es un pilar básico a la hora de una relación, buscan en la otra persona la inteligencia, ya que unido a su sabiduría logran alcanzar en el amor cimas más altas. Su salud no suele ser demasiado mala, su único puto débil es el frio, ya que les ocasiona reuma, por lo que deben estar atentos a los diversos climas en los que pueden encontrarse, para que esto no les ocurra.