Oniromancia y tatot


Oniromancia y tatot





La Oniromancia consiste en la interpretación de los sueños.  Los sueños en muchas ocasiones son premonitorios, es decir, nos avisan de un hecho o de un acontecimiento importante que tendrá lugar en un futuro.

El sueño no ocurre necesariamente cuando dormimos, pues en estado de vigilia también se sueña,es decir, los sueños que tenemos despiertos, breves instantes en el que nuestra mente se libera, situandonos en un estado situado entre la vigilia y el sueño. Nos damos cuenta de este fenómeno cuando tienen que repetirnos varias veces lo mismo para que lo entendamos o escuchemos, hasta que lo comprendemos y reaccionamos, pues al estar absortos en otros asuntos, nos aleja de todo lo demás, pareciendo que la otra persona habla con la pared.

En la antiguedad, ya se conocían los efectos terapéuticos de la interpretación de los sueños, ya se planteaban estudios sobre el tema, pues siempre ha tenido intrigados a muchos interesados en su estudio, no sólo a los psicoanalistas de la actualidad.

Los antiguos entendían sus sueños como mensajes enviados por los dioses, para iluminarles, prevenirles o guiarles.

Podemos deducir que nuestros sueños resultan de nuestras funciones cerebrales, fruto de nuestros deseos satisfechos o inhibidos, siendo portadores de mensajes simbólicos que se manifiestan como medida preventiva, avisandonos de ciertas situaciones o acontecimientos futuros para que estemos preparados.

 

Pero estos sueños ocurren sobre todo, en el subconsciente, cuando la mente intenta avisarnos de lo que se avecina, de problemas que tenemos en nuestro día a día, o incluso de los deseos más profundos de nuestro ser, es por ello por lo que el subconsciente humano juega un papel fundamental en estos temas, pues nuestra mente se abre a universos desconocidos, desencadenando fenómenos tan inquietantes como los sueños premonitorios.