La Citrina y el tarot


La Citrina y el tarot





A la Citrina se le atribuía en el antiguo Egipcio la función como piedra sagrada de Re. Es de un color amarillo transparente y muy brillante, cuyo nombre proviene del francés “citron” (limón).

Antiguamente esta piedra se utilizaba como talismán para protegerse contra la peste y problemas de piel, además se utilizaba como remedio contra las mordeduras de serpiente y otros reptiles venenosos.

Se utiliza para enfermedades como la anorexia, enfermedades relacionadas con el hígado, trastornos gastrointestinales, además de mejorar la ansiedad y depresión. Además, esta piedra fomenta la individualidad y seguridad en sí mismo. También se cree que simboliza la felicidad, facilita la digestión, elimina las toxinas del cuerpo y resulta eficaz en el tratamiento de la depresión, estreñimiento y la diabetes.

Asociada a asuntos espirituales, esta piedra se emplea para resolver cuestiones económicas, negocios u otros temas de dinero. Aporta mensajes coherentes y llenos de sabiduría. Su energía es de gran ayuda para cuando nos sentimos tristes o deprimidos. Nos puede ayudar a recobrar el entusiasmo por la vida y la confianza en que podremos conseguir lo que nos propongamos. Así mismo, por esta razón es también un cristal de éxito, que nos provee de todo lo que necesitamos para triunfar.

Además, armoniza la energía de nuestro cuerpo, sanando aquellas zonas energéticas descompensadas, siendo un cristal de gran utilidad para la meditación por su conexión directa con las energías terrestres y espirituales.

 

La Citrina está disponible con facilidad, es muy asequible en grandes tamaños y muy resistente al uso diario.

 

Se puede encontrar en sitios como Brasil (país donde podemos encontrarla con más facilidad), Madagascar o Rusia.

 

Es una de las piedras natalicias aceptadas para el mes de noviembre, así como la piedra preciosa correspondiente al decimotercer aniversario de boda.