Consagrar el Tarot


Para consagrar las cartas del tarot hay que encontrarse en un lugar tranquilo, y por supuesto sin ningún factor que pueda influir negativamente. Debemos tener en cuenta que deberá de realizarse a través de la fe, ya que así canalizaremos la energía que se transmitirá durante el ritual.

La limpieza la llevaremos a cabo mediante cuatro elementos que necesitaremos, fuego mediante una vela, aire procedente del humo de una vara o de incienso, tierra que es la sal consagrada y por último agua, la cual también consagrada.

Para comenzar con el ritual, se coloca en la mesa lo que vayamos a consagrar, deberemos decir;
“Te consagro, _________
para limpiarte y purificarte,
para servirme dentro del círculo.
En el nombre de la Diosa Madre y el Dios Padre
estás consagrada/o.

De esta manera lo limpiaremos de energías negativas y estará listo para poderlo usar. Seguidamente mantendremos la baraja unos 3 minutos ubicado en el centro de nuestra frente para que la baraja conecte con nuestra intuición, de modo que sea lo más efectiva posible en el momento que la utilicemos. Posteriormente haremos la misma operación, pero en este caso sobre nuestro corazón, para conseguir que la interpretación sea con amor y desde el corazón.

Al finalizar, colocaremos la baraja sobre un paño, a poder ser, blanco o lila, y nadie deberá tocar la baraja, salvo el consultante o el tarotista, para que así no le influya la energía de otra persona.

Publica un comentario.