Trastornos del sueño infantil


Trastornos del sueño infantil





Es muy importante que los niños duerman las horas suficientes, pues de ello dependerá su completo desarrollo y su rendimiento.

Cuando los niños están en etapa de crecimiento, el dormir y descansar adecuadamente es tan importante como la alimentación, pues el descanso es necesario debido a la vida activa que llevan los niños en edad escolar: el colegio, los estudios, las actividades extraescolares, el deporte, los amigos, la vida familiar… son factores que mantienen a un niño activo la mayor parte del día, y que al igual que favorecen en su desarrollo cognitivo y social, también les cansan, por lo que al final del día es importante que se dispongan a descansar al menos las 8-10 horas diarias que necesitan para dormir (preferentemente que sean 10, pues los niños necesitan una media de dos horas más que los adultos para descansar plenamente).

Es muy raro que los niños padezcan verdaderos trastornos del sueño, solamente presentan problemas o alteraciones a la hora de dormir, que si no se trata de manera correcta, sí que podría llegar a desarrollar un trastorno, en su edad adolescente o adulta.

Las alteraciones del sueño más frecuentes en los niños suele ser el insomnio, alteraciones en los horarios, pesadillas o alteraciones respiratorias (ronquido excesivo o asma infantil). Algunos de los factores que pueden provocar los problemas infantiles a la hora del sueño más frecuentes son: problemas en el colegio o con los amigos (bullying), ruidos excesivos a la hora de acostarse o durante el sueño, miedo a las pesadillas o a dormir con la luz apagada o problemas con la orina (cuando mojan la cama por las noches).